Construir Gigantas…

Una sesión para público infantil dedicada a Gloria Fuertes: su modo de ver la infancia y la vida. Un mundo poético donde el humor está presente. Hablo de su vida, de la garra de la guerra, del miedo. Porque hasta el Oso Grande tiene miedo. Gloria Fuertes, esa mujer que se volvió Giganta a la de una y a la de dos y escribió, escribió. La sesión va por ella. Aquí tenéis un video resumen:


Novedades.

En marzo presento en el Espacio Bebé una sesión nueva que se llama: COSQUILLOS.

Pienso a las creaciones léxicas de los niños/as, por eso palabros cambiados como volquineta en lugar de voltereta o un lobo que derrepronto estaba escondido. Y se puede llorar con gagrimas de verdad y ser Pimpesa granduja. Por eso COSQUILLOS.
Palabros como cosquillos. Cuentotones y cancionanas.Con librios o con la cabeza desodernada.
Desde la boca hasta el suelo es hora de cuentar.

Porque, como dijo Sendak, una cara es para para poder poner caras,
los dedos de los pies son para bailar encima
y los cuentos son para…

Edad recomendada: de uno a cuatro años.

El 25 y 26 de marzo será. Aviso dado. Y en abril más nuevas más.

1-arana-mas


La palabra “legajo”.

Pedí el expediente de mi abuelo en el archivo de defensa. Me pidieron mis datos, las razones, firmé y me senté a esperar a que lo trajeran. Pensaba en mi padre, en cómo guarda siempre sus cosas en el bolsillo de la camisa. En invierno, el jersey protege el bolsillo pero en verano se ve cuanto lleva. Un día se cayó y se dispersó todo por la acera: los papeles con notas minúsculas,las tarjetas, el bolígrafo, algún billete. Se hizo daño mi padre contra la acera, por eso luego no lo quería contar. El legajo con la causa de mi abuelo son papeles sujetos por una cuerda. Su nombre escrito con plumín en la primera página y una nota en lapiz rojo atravesando los datos personales. ¿Recuerdas esos lápices gruesos mitad rojo y mitad azul? Sería uno de esos. Mi padre siempre tenía uno sobre la mesa. La parte roja se acababa siempre antes, yo sólo usaba esa, quedaba sola la azul. Leí con tanta prisa que no entendía nada. Tuve que tomar apuntes con el lápiz que te dejan allí para empezar a comprender qué le pasó. Él no lo quería contar. A mí no porque conmigo no hablaba. Pero mi madre tampoco sabe exactamente. Ella dice: “los perdedores nos quedamos sin historia.”Pero encontré un trocito: Un legajo con fechas, firmas, acusaciones y las palabras citadas de mi abuelo: “declara”…”que no tiene más que decir”.  Pude leer cuándo lo detuvieron, lo que dijo,a quién pasaba comida, por qué lo depuraron del ayuntamiento, su firma.Unos papeles que gritan. Imaginé su miedo. Las historias que no escuchas por que te niegas o te las niegan a veces te rondan años. Los vencidos tienen historia y está gritando. Eso sentí. Sentí que ese legajo me estaba esperando. Y tuvo algo de descanso. Parece una carga, pero no. La carga es no saber.

Este es el enlace al archivo: Archivo Histórico de Defensa

img_6464


Un encuentro.

Para acabar el año quería contaros de un niño. Ayer conté en la biblioteca de Alcalá de Gurrea y él ya estaba allí cuando llegué. La biblioteca era un lugar cálido en medio de la niebla.Celia, la concejala, y yo empezamos a  preparar el espacio y él nos seguía: “¿Qué hacéis, tía?”, preguntaba. Su cara me parecía familiar: “Yo a tí te conozco,¿ a qué colegio vas?”Me lo dijo y no me sonaba.No encontramos de qué podía ser. “Bueno, igual es que me has caído bien y por eso me parece conocerte.” Durante los cuentos se sentó en primera fila, escuchaba bonito. Cuando acabé, se acercó a mí: “Yo te conozco.” Me dijo. Por la forma de contar se había dado cuenta. Ya encontramos cuándo, su clase fue uno de los últimos grupos en hacer el taller “Tantos cuentos, tantos mundos”.                                                                                                          En los cuentos nos conocíamos, tenemos ese espacio en común.

OS DESEO FELIZ AÑO NUEVO y, como dice Carmen Martín Gaite, mientras siga la vida, sigamos con el cuento. 


Una imagen acompaña las palabras.

Nueva tarjeta de presentación. Diseño de Belén Calavia. Para celebrar las nuevas sesiones para bebés bien acompañados: TRES SUEÑOS. Para infantil: FABULOSO. Historias de aventuras.Sobre mujeres: LAS QUE RÍEN. Taller: DEL LIBRO AL LABIO.tarjeta-jpg


Vida en segundos.

Anna cuenta su vida en imágenes rápidas: monta un segundo por cada día del año y hace un video. Acaba de publicar el nuevo. Imágenes que pasan y sugieren. A ella le harán recordad, a mí me disparan la imaginación. Me recuerdan a los motivos de los cuentos: Algunas son de acción, otras de personaje, otras de paisaje…entre los motivos aparece mi padre, mi tio, mis primos , mi sobrina y ella, Anna, que es mi otra sobrina, la que cuenta en ráfagas de imágenes. Me encanta. Con su permiso, os lo comparto.


RIO Y JUEGO.

RIO Y JUEGO ha sido el parque infantil para estas fiestas del Pilar 2016. Ideado por la Pai con la colaboración de Ecodes, los niños y niñas han dispuesto de 18 zonas de juego. Digo “dispuesto” porque muchas de ellas eran de juego libre. En la zona:En oscuridad hemos jugado con las sombras y la luz. Mesas de luz con material escondido debajo (encontrarlo ya era un juego) con el que hacer torres, formas, cambiar colores… Y una zona de teatro de sombras. En las mesas de luz había ratos largos de juego autónomo. Yo facilitaba el material, miraba. Un niño y su padre hicieron una torre de botellas marrones y pajitas (las botellas tenían agujeros): entre los dos equilibraban pesos, discutían el procedimiento, arriesgaban. He oído varias veces a un adulto/a preguntar: “¿Nos vamos?” y al niño o niña decir: “Noooo”. Bebés investigando el material o tocando con las palmas abiertas, la luz. Las niñas y niños se gestionan el material buscando de una mesa a otra. Algunos/as tienen un objetivo concreto enseguida:”Voy a hacer un cohete”, “me gustan las cosas pequeñas”. En una mesa  juegan cuatro y no se discuten el espacio ni las cosas. En otra juega una solo/a y se concentra tanto que pasa el tiempo y no lo siente.
Un padre sabe hacer sombras, nos lo enseña en las luces de la pared.
En la zona de teatro de sombras piden salir de dos en dos o de tres en tres: levantan caracoles, arrancan la torre Eiffel, ululan como fantasmas, tocan la guitarra. “Venga, digo al grupo de adultos, ¿alguien mayor quiere jugar?” Una mujer sale voluntaria. La imagen propuesta que le sale es de una niña haciendo el pino. La madre se pone al lado de la sombra proyectada y hace un pino perfecto. Le aplauden. Surgen carcajadas con algunas imágenes. Algún peque salen y salta, salta, al otro lado del telón su sombra salta alegre.
Los dos primeros días muhcas personas adultas no jugaban, se quedaban aparte, serias. Luego empezaron a participar.
Clima de juego, de risas. En la ideación de las zonas hay puesto mucho cuidado, humor, imaginación y respeto por la infancia. Gracias a la PAI que crea grupo y cuida a la gente que trabajamos con ellos. Gracias a Jesús, compañero de zona. Para mí, que suelo trabajar sola, ha sido un lujo trabajar en equipo. Han sido unas fiestas preciosas, ahora tengo nostalgia, como de cada cosa hermosa.

Heraldo de Aragón. Éxito de:” Rio y juego”.


A %d blogueros les gusta esto: