Archivo mensual: julio 2013

Hombres en sus ratos libres.

Escojo el libro por el título, (Hombres en sus ratos libres)  y la editorial: Pretextos, de la sección de poesía de la biblioteca. Anne Carson. Mezcla poesía y ensayo. Textos clásicos y versos, frases de cartas de Emily Dickinson con una advertencia:“Salva cuanto puedas, Emily/Salva hasta el útlimo hilo./ Uno de ellos puede ser/ la vía de salida.” 

Y un: “Ensayo sobre aquello en lo que más pienso”

“El error. /Y sus emociones. /Al filo del error hay un estado de miedo. /En medio del error hay un estado de insensatez y derrota. / Advertir que se ha cometido un errror despierta vergüenza y arrepentimiento. / ¿De veras?

Analicémoslo. 

Mucha gente, incluída Aristóteles, considera el error/ un suceso mental interesante y valioso./ En su análisis de la metáfora en la retórica/ Aristóteles señala que hay tres clases de palabras. /Desconocidas, específicas y metafóricas. /”Hay, sin duda, palabras que nos son desconocidas/mientras que las específicas las conocemos ya;/ pero lo que principalmente consigue darnos alguna enseñanza y mayor placer/ es la metáfora”….”La metáfora hace que la mente se experimente a sí misma/ en el acto de cometer un error./ Él se imagina moviéndose por una superficie plana/ de lenguaje ordinario/ cuando de pronto/ esta superficie se rompe o se complica. / Lo inesperado emerge. / Al principio parece extraño, contradictorio o equivocado./ Luego cobra sentido…/ Las metáforas le enseñan a la mente a disfrutar del error y a aprender/ de la yuxtaposición de lo que es y lo que no es. “

“Hay un proverbio chino que afirma, / El pincel no puede escribir dos caracteres de un solo trazo. / Y sin embargo, esto es justo lo que hace un buen error”…”Lo que más me gusta de este término es la facilidad con que acepta/ que aquello a lo que nos enfrentamos cuando hacemos poesía es el error, / la creación a voluntad del error,/ la ruptura y complicación deliberada de errores/a partir de los cuales puede surgir/ lo inesperado”…”Así que un poeta como Alcman/ sortea el miedo, la ansiedad, la vergüenza, el remordimiento/ y todas las emociones absurdas asociadas al error/ a fin de enfrentarse/ al hecho mismo. / El hecho en sí para los humanos es la imperfección. “

Una mujer que piensa con rigor y te cuenta sus procesos. No busca convencer de nada, no usa la cultura como escudo.  Te despierta la mente, te provoca asombro, ganas de seguir aprendiendo y la tranquilidad que da la belleza. Un día de verano que se ilumina con la sorpresa y la alegría que da leer a Anne Carson. Aquí la tenéis, con una sonrisa.

Anne Carson


Nuestra cueva de susurros funcionó…

De: “El cuerpo como lugar de ecos”. Fue en la Biblioteca de Guadalajara. Un espacio en penumbra y pases de cinco minutos, dos personas (a veces tres) en cada pase. Estuvimos más tiempo del pensado (el doble)  y aún así se quedó mucha gente con ganas de entrar.  La gente que vino dijo:“¿Es posible viajar de ida y vuelta en 5 minutos? Si, es posible”. (Iñaki) Es una forma maravillosa e contar un cuento o más bien, de hacer sentir al asistente un relax absoluto y que cada uno imagine su propia historia.“(Ana) “…me habéis hecho sentir que estoy exactamente donde quiero estar.” (Marta)“Toda una experiencia para los sentidos”…(Elena) Todo emoción“. Me han entrado unas ganas increíbles de reír, reír, reír, y luego de volver a mi infancia. Me ha sabido a poco(Marisa)Venía a solucionar cosas prácticas y sin saber cómo, me he encontrado recordando los domingos de mi infancia”…(Blanca).

Sonó a juego y a acune, sonó a risa y a vuelo, sonaron nanas en los pies y cosquillas en la nuca (“Tenemos cosquillas verdes y amarillas…con tanta cosquilla, te caes de las sillas y te desternillas”) Sonó más sencillo de lo que esperábamos, más alegre. La otra tarde quedamos a celebrarlo, reímos juntos Dani, Nieves, Magda y yo.

 

Gracias a Domingo Chinchilla que después de verlo, os contó su experiencia en teatro sensorial y nos dió mil ideas, a Soledad Felloza que intentó hacer fotos, a los narradores que usamos de “conejillos de indias”: Manuel Legolas, Quico Cadaval, Estrella Ortiz, los bibliotecarios y  gracias a la gente del seminario de literatura que estuvieron en la puerta organizando los turnos.

Buscaremos otros espacios. Queremos repetir. 

Cierre del Maratón 2013 en el Palacio del Infantado.

Cierre del Maratón 2013 en el Palacio del Infantado.

 


A %d blogueros les gusta esto: