Archivo mensual: abril 2019

Cada cuento un mundo.

Noviembre. Centro Cívico Santa Isabel. Programa: “Mayores por la igualdad”.
Después de la sesión de narración propusieron hacer un debate. La mujer que organizaba me preguntó por qué había contado: Las doce princesas bailarinas. Me dijo que se había perdido con ese cuento, seguramente alguien más también. Me pidió que lo explicara.
Me quedé pensando. No sabía. Yo no puedo explicar un cuento, por eso lo narro.
Bueno, dije, no os lo puedo explicar pero os puedo decir por qué lo cuento. La madre de mi ex-pareja, que fue como mi madre, dejó de bailar cuando se casó. Antes iba cada semana con sus hermanos. Luego no, nunca. Como no iba a bailar, regaló su vestido azul.
“Esas cosas no son para estar en el armario”.
Me enseñó una fotografía, ella vestida de azul vuelo, azul baile.
“¡Ah, me dijeron, de acuerdo.”

…”Nunca más sus cabellos se enredarían en diamantes. Nunca más sus zapatos se gastarían con la risa“. Anne Sexton.

2018. Una sesión de Narralunas con profes de secundaria. Entran al juego. Una mujer habla de cuánto le gustaba la historia de la princesa del guisante. Pasa de hablar de ella a narrar la historia. Así, la princesa del guisante atraviesa sola la tormenta, la lluvia le ciega los ojos, los relámpagos le ayudan a ver el camino.
En el silencio que ha creado su relato la profesora concluye diciendo: “Llega desvalida buscando cobijo, pero al mismo tiempo ha atravesado sola una tormenta.”
Somos todo eso. Cada cuento un mundo.

Anuncios

De: Las que ríen.

Llevo años moviendo esta sesión de narración oral para público joven y adulto construida desde una perspectiva de género. Historias de mujeres que miran el mundo, lo habitan, lo viajan, buscan modos. Historias de violencia de género con mujeres que bailan su dolor, le dan forma. Mujeres, viejas, niñas que luchan con una serpiente, se hacen amigas de un tigre, llevan alas, saben transformarse en árbol, piedra…Cada año incluyo repertorio nuevo porque busco siempre y hay lugares en los que me llaman cada año. La variedad de las mujeres está en los cuentos tradicionales, la variedad del ser humano. Me gusta mostrarlo. Los cuentos que he encontrado este año me llenan de asombro. Así los cuento: asombrada.

En la Biblioteca de Alagón era la primera vez que hacían narración oral para adultos. Fue convocatoria abierta y el espacio se llenó. Eventico grabó este vídeo que da buena idea de la sesión: los cuentos, las canciones y sobre todo, la gente escuchando (hay un señor con la boca abierta como un niño, me encanta). Un regalo.



A %d blogueros les gusta esto: