Archivo de la etiqueta: feria del libro antiguo y de ocasion

Mi paso por las nubes.

No os conté de mi paso por las nubes. La Feria del Libro de Logroño contó con un espacio en las nubes preparado por Zarándula para contar y escuchar historias. Conté para público familiar a las seis de la tarde y a las ocho para público adulto. Y…

¿Te acuerdas de la sensación de adormilarte en una habitación con adultos charlando, cerrar los ojos mientras sientes las voces y sentir cómo te va llevando el sueño y saberte acompañada?

¿Te acuerdas de escuchar conversaciones de gente adulta y no estar segura si debes estar ahí pero no te miran ni te dicen nada asi que escuchas y entiendes sólo a ratos pero otros momentos descubres cosas que te asombran o te asustan y te acercas a una persona que quieres y te quedas muy cerca o le coges un brazo y sigues escuchando invitada a un mundo que no es el tuyo pero sí.

Dividimos público y espacio. Sesiones para público adulto con historias más largas, tramas mas complejas. Sesiones para público familiar o para bebés…Pero cuando se mezclan a veces salen cosas preciosas. Un grupo de niños y niñas asistieron a la sesión para público adulto. Me avisaron que podía pasar, no fue una sorpresa y eso está bien, no fue una sorpresa. 

Y los niños, las niñas que acudieron sabían que la sesión no estaba pensada para ellos. Escucharon con respeto y se acercaban a la persona que querían cuando algo les conmovía o les resultaba extraño. Yo lo veía mientras contaba y era hermoso. La niña de unos diez años moviendo la silla para acercarse a su padre, cogerle del brazo.Fue hermoso. Sorpresas del oficio. 

 

Espacio para la narración organizado por Zarándula.
Anuncios

Sesión en Alca…

Sesión en Alcalá. En la Plaza, un pequeño escenario, técnicos que saben su oficio, se oye bien. Las palabras salen y se dibujan. Hoy las veo dibujarse. Y el monstruo de la última historia va a entrar en un hotel de los caros. Quiere una habitación para dormir “a pierna suelta”.
Ahí está: El monstruo en la habitación cara se dispone a dormir bien.
Se saca la pierna, la deja suelta zangolotineando por la habitación y duerme como un bebé.


A %d blogueros les gusta esto: