Archivo de la etiqueta: Noches Inenarrables

Por Ruth Orus.

había sesiones de cuentos para adultos en Zaragoza entonces, mínimo una vez al mes. Ruth, como el resto de amigas, venía siempre a las que yo organizaba. Ella llegaba temprano, cogía buen sitio. Al acabar se venía a tomar algo. Se ponía junto al narrador, a la narradora, muy cerca, no respetaba las distancias corporales, y decía: “A mí no me gusta escuchar cuentos. Me aburre. Vengo porque lo organiza Cristina y porque veo cuánto os gusta, pero yo me aburro.” Cada vez. Me enfadaba oírla, o me daba la risa. Ahora creo que intentaba entender, cada mes, qué era lo que se perdía en ese gesto extraño de contar y escuchar historias. Por qué a ella no le llegaba el placer de este gesto en el que a mí, y a los narradores y narradoras que venían, se nos va la vida. Esta vida que ahora es más extraña sin Ruth. 


APLAUSOS O ABUCHEOS. 1.

TIPOS DE APLAUSOS:

La bibliotecaria de Nuez de Ebro,Ana Isabel, tiene el espacio preparado cuando llego y en la presentación, dice que ella empezó a programar cuentos para adultos en la biblioteca porque yo propuse el ciclo de narración: “Noches inenarrables” en Zaragoza y le animé a probar. Ahora tienen una sesión al año y la sala se llena.

En Sos del Rey Católico proponen una sesión para adultos por primera vez ; al acabar dicen que habrá muchas más. El final de la sesión se convierte en un diálogo con el público donde me apunto varios libros que me recomiendan leer después de escuchar mis historias. Biblioteca Sos del Rey Católico

Gloria, en Sobradiel, se admira al ver cuánta gente ha venido y al acabar nos hacemos una foto juntos, como al salir de una fiesta. “Qué memoria tienes, dicen siempre las mujeres mayores, ¿cómo haces para acordarte de todo?”Biblioteca de Sobradiel

En Alpartir se acuerdan de mi sesión de hace dos años. En Maluenda, Rocío está atenta a mi llegada, me dice cómo ir varias veces, el puñado de gente que ha venido a escuchar se ponen cerca, tranquilos.

En Logroño, Fran me da ideas sobre mi sesión. Las pruebo, funcionan. Luis A. Alonso hace fotos preciosas y con ellas,  Belén Calavia me regala no un cartel, no, sino dos de la sesión. Puedes elegir el que más te guste. Desde aquí para ella mi aplauso.equilibristasrojo

equilibristasazul


A %d blogueros les gusta esto: